Los Jardines

babi

 

El hombre a través del tiempo, ha perdido su cercanía con la naturaleza, sobre todo en la ciudad, donde en los centros laborales, está sometido a cuatro paredes, y un sinfín de aparatos electrónicos, incluso en el hogar muchas familias viven en lugares donde no pueden apreciar ni una sola planta. Pero ya sea consciente o inconscientemente el hombre todavía anhela estar cerca de la naturaleza, de las plantas, de las flores, porque le dan una tranquilidad, lo ayudan a desestresarse del trajín diario.

En ese afán de volver a la naturaleza, crea mecanismos que lo acerquen a ella, como las plantas artificiales, las macetas o los adornos, y en el mejor de los casos un jardín, donde pueda relajarse, recordemos que a través de la historia, han habido numerosas construcciones, que por su belleza, han sido centro de atención de la humanidad, como los jardines colgantes de babilonia en Egipto, construidos por el Rey Nabucodonosor II, en siglo VI a.c, como un regalo para su esposa la princesa Meda Amyitisque, que se había criado entre bosques y montañas, lo que añoraba, ya que en Babilonia era una ciudad plana. Los jardines eran torres en forma de pirámide, con numerosas plantas que colgaban al vacio, tenia diferentes niveles, y un sistema de riego especial que permitía regar todo el jardín, Estos jardines se construyeron principalmente para dar sombra.

En Arabia, también se construyeron bellos jardines, pero se le agrego un elemento, las caídas de agua, que hacían recrear aún más el ambiente natural y de relajación. Hay que tener en cuentas que ellos pensaban que un jardín estaba ligado a lo Divino, al Jardín del Eden, al paraíso.

Ya más en nuestro tiempo los Ingleses se han caracterizado, en extender estos jardines llevándolos al paisajismo, y logrando una simetría única, en la construcción de sus jardines, los que varían en tamaños y formas, incluso dedicando grandes áreas publicas donde se puede pasear, con una magia de romanticismo.

No podemos dejar de mencionar los jardines, japoneses, que no solo tienen jardines que van desde los más pequeños, quizás como extensión del bonsái, y jardines extensos; pero lo que realmente marca la diferencia, es que han llevado a otro nivel la idea de jardín, como por ejemplo los jardines Zen, donde muchas veces solo se ve piedras, rocas y arenas, con formas muy variadas, lugares que se utilizan para meditar, y estar en equilibrio personal, que los acerca a la espiritualidad. En otros se puede apreciar la representación total de la naturaleza, con montes, ríos.

La palabra Jardín, es un término francés que quiere decir Huerto, pero quizás lo más resaltante de todo esto, es que el hombre se ha dado cuenta en su interior, que las construcciones que ha hecho para vivir, no le dicen nada; mientras que la naturaleza está viva, lo acompaña y eso hace que a través de los jardines, sea el nexo perfecto para vivir cerca de su naturaleza.

jardin zen

 

Jardín Zen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s