La vida y su sentido

 

La vida

Etimológicamente, según el diccionario Herder, vida viene del latín vita, que significa: fuerza o actividad interna mediante la cual, obra el ser que la posee. Este término es muy discutido tanto en el plano biológico como filosófico.

En lo biológico la vida cumple con una serie de características que lo diferencia de la materia inerte.

En lo filosófico, se trato desde dos puntos de vista; el primero, como un fenómeno vital al igual que la biología, diferencia lo vivo de lo inerte y el segundo, como la realidad desde donde empieza la reflexión filosófica.

Los científicos por más que han experimentado con todos los elementos físicos que esta compuesto un ser vivo, no han podido crear vida, quizás porque no han podido encontrar el elemento fundamental, que no estaría en la materia. Aquello que nos impulsa, ha buscar quizás algo que también esta más allá de lo físico.

 

EL sentido de la vida

El Maestro Eckhart Tolle nos dice que  la vida tiene dos finalidades, una la del Ser, y otra la del Hacer. Es decir una como desarrollo pleno del Ser y la otra como realización en la vida, hacia donde nos orientamos.

El problema esta precisamente en como nosotros los humanos, hemos dado una finalidad a nuestras vidas, en realidad nos hemos olvidado de vivir realmente, nos hemos dejado envolver por nuestros pensamientos, y nos hemos olvidado de lo verdaderamente real, que es el presente, porque hemos enfocado nuestras ideas, a vivir en el pasado, recordando los nuestras tristezas o alegrías, o vivimos esperanzados en el futuro, creyendo que este pudiera ser mejor o peor, como nos recuerda el Maestro Eckhart .

Todo ello conlleva a que muchas personas actúen como máquinas, que apenas tienen un desacuerdo con su forma de pensar, reaccionen bruscamente e intenten imponerse de una u otra forma, creyendo que la única verdad es la ellos.

Actualmente en nuestro mundo, hay mucha desorientación en relación a la finalidad de sus vidas, algunos creen encontrarla en el placer, en la obtención de cosas, como títulos, propiedades o dinero; pero una vez conseguidos todavía hay algo que no logran llenar sus vidas, hay una carencia interna que es necesario descubrir, por lo que debemos encontrar nuestra verdadera esencia, para  la realización plena del hombre,  inmersos en el amor presente.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s