La Ruta de la vida

Un día como otros, miraba por la ventana del microbús; como caminaba la gente Ida, y sin estar presente. Miraba como mucha gente que ya supera la mayoría de edad, pareciera estar sin vida, sin ánimos; esperando que quizás un milagro llegue a sus vidas y los saque de la miseria donde se encuentra. Mientras que los niños y los jóvenes tienen otro semblante, se les ve llenos de vida, de alegría,  estar junto a ellos es como si una energía muy dulce y agradable llegaría a nuestras vidas. Cuando hablas con esas personas que dejaron de ser jóvenes, sientes que quieren apabullarte con sus recuerdos, te hablan en un tono muy serio, te amedrentan con sus títulos, incluso tratan de aconsejarte, con ideas cerradas de como actuar en la vida, no admiten otra posibilidad. Muchas veces he escuchado a algunos padres, aconsejar a sus hijos lo que tienen que estudiar, aunque no les guste y de essa manera ostentar un titulo que le de fama y que todos elogien, aunque internamente no se sientan felices.

Los niños e cambio no fingen, si algo  les parece agradable o desagradable; te lo dicen en tu cara, si tienen hambre, simplemente te lo dicen, no saben de protocolos. Lo mismo pasa con la mayoria de los jóvenes, en su mirada hay una luz que irradia su rostro, no es el rostro apagado de la mayoria de adultos; tú los miras y te encandilas con ellos; tienen una alegría interior, están deseosos de vivir, conocer y amar a todos (Claro está, los que no están prisioneros de sus pensamientos).

Después de estar sentado en el microbús, me di cuenta como subían y bajaban personas; algunas me parecían agradables y otras no tanto, unas se sentaban a mi lado, pero después de un tiempo bajaban en su paradero. El micro me parecía como la vida, hay gente que se te acerca por un tiempo y otras que van contigo hasta el paradero, donde todos siempre tienen bajan al final. Todos vamos por un camino, pero aunque se junten nuestras vidas, todos tienen diferentes destinos.

Algunas personas me dicen; es fácil ser feliz cuando se tiene todo, cuando no tienes que mendigar, cuando tienes un trabajo o cuando puedes pagar tus deudas. La mayoria vive obsesionado con el poder adquisitivo.

Creo que hay personas que aunque tengan mucho dinero siempre serán infelices.  Cabe resaltar que no importa donde esten los niños,  en cerros, en lugares despoblados, con pocas comodidades,  los que los mantiene unidos es el amor y el buen trato, ellos siempre buscan una manera de disfrutar su dia, hasta que viene el adulto y lo saca de sus mundo de libertad, y lo lleva a la pobreza. No porque no tengan dinero, sino porque en sus vidas falta alegria, amor por lo que hacen. Hay que entender que las cosas se disfrutan más, cuando en verdad tenemos necesidad de ellas. No hay nada más agradable que cuando tomas un vaso de agua, estando sediento, y la comida más horrible se convierte en una delicia cuando tienes verdadera hambre. La Felicidad esta en la manera de ver las cosas, si lo ves cegado por el rencor, el odio o la amargura, todo será desagradable; pero si cambias tus perspectivas de las cosas, de manera positiva, disfrutarás más lo que haces.

La mente siempre nos pone trampas; pero depende de ti; para descubrir lo bello de la vida. Para descubrir que solo basta una mirada para dar amor, solo una caricia para encender un corazón. Y solo una acción de amor para cambiar el mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s