APRENDIENDO A VIVIR

En cierta ocasión, me contaba una persona, de lo difícil que algunas veces parece la vida, y de todos “los problemas” que tenía, era una lista bastante larga de quejas contra su vida, que se manifestaban en su cuerpo con una serie de dolencias. El afirmaba enfáticamente que éste es un valle de lágrimas y que sólo hemos venido a sufrir. Por mi parte sólo atinaba a escucharlo, ya que esta persona, estaba tan seguro de lo que me decía, que cualquier contradicción habría ocasionado un conflicto, sobre todo porque no quería descubrir otra idea que no fuera la suya, y que lo alejara del sufrimiento.

Poco tiempo después meditando sobre éste hecho, me vino a la mente un cuento de Jorge Bucay, que según recuerdo, empezaba con un buscador que iba a la ciudad; un buscador nos cuenta Bucay, es una persona que no necesariamente quiere encontrar algo o sabe lo que esta buscando  sino que es alguien que toda su vida es una búsqueda, y en la ruta de la ciudad encontró una colina que llamo su atención, parecía estar tapizada de verde, con árboles hermosos, pájaros y flores encantadoras, estaba cercada, pero tenia una puerta por donde lo incitaba a pasar, así que entró y comenzó a caminar sobre unas piedras blancas; poco  después se dio cuenta que estaba parado sobre una lápida, en ella decía, fulano de tal.. vivió 8 años, 6 meses, 2 semanas y 3 días”, y unos pasos más allá encontró otra lápida con otro nombre que decía que había vivido 5 años, 8 meses y 3 semanas, dándose cuenta que aquello era un cementerio, pero un cementerio de niños, ya que ninguna lápida alcanzaba siquiera los 11 años. Y se sintió muy triste y se puso a llorar por este hecho.

En ese momento el cuidador del cementerio, que lo había visto llorar le preguntó si lloraba por algún familiar. El buscador le dijo que no, y le repreguntó, ¿Qué pasa en este pueblo?, ¿Qué maldición hay sobre él, que han tenido que crear un cementerio sólo para niños? El cuidador le respondió: no señor, lo que pasa es que en mi pueblo tenemos una costumbre; cuando cumplimos 15 años, nos regalan una libreta, la cual colgamos en nuestro cuello durante nuestra vida; allí vamos anotando todos los momentos felices que tenemos, en la parte izquierda de la libreta anotamos el motivo y a la derecha cuanto tiempo duró. Por ejemplo; cuando tuve el primer beso, esto me duro 3 horas de gozo, cuando me enamoré por primera vez, una semana y así sucesivamente; al final, cuando morimos, alguien se encarga de contar todos los momentos felices que tuvimos durante nuestra vida y lo escribe en nuestra lápida. Porque ese es, para nosotros, el único y verdadero tiempo vivido.

Este cuento siempre me ha llamado mucho la atención, y me pone a pensar cuanto tiempo he vivido realmente. De esta misma manera me he puesto a pensar si la humanidad sabe vivir, y si ese vivir esta asociado con la felicidad, teniendo presente que la verdadera felicidad, nace del interior e implica no dañar a nadie. ¿Es consiente la humanidad de que sus vidas se han convertido en un desborde de placeres que no llenan su alma, o en un mundo donde  la vida para muchos es un verdadero martirio, en la cual tienen muy pocos momentos felices?

Debemos considerar deshacernos de nuestra carga emocional,  de nuestras preocupaciones,  que nos impiden estar bien y en armonía con uno mismo para poder tener una verdadera felicidad. Muchas veces me dicen que esto es imposible, porque tenemos ciertas obligaciones que cumplir; sin embargo, si estamos plenamente conscientes en el presente, podemos cumplir con esas obligaciones, sin preocuparnos por ellas.

Según el Maestro espiritual Eckhart Tolle, el sufrimiento es inevitable mientras uno este identificado con su mente. Es decir mientras uno no calle su mente, que lo incita hacia algún inconveniente, y  cambie de actitud,  usted seguirá ligado a su sufrimiento, ya sea a través de su pasado, por recuerdos placenteros, que le traen nostalgia o reviviendo sus tragedias,  porque eso de alguna manera llena sus vidas, los hace sentirse vivos. Otros con una carga más pesada, nunca perdonan, cubriendo su corazón con una coraza, que les impide disfrutar de la vida.

De otro lado el futuro tampoco es real, es algo que muchas  veces nos causa incertidumbre, por que es una proyección de la mente hacia algo que puede o no ocurrir.

La realización del hombre se logra únicamente a través del presente,  ésta es la clave para poder ampliar nuestra conciencia y poder disfrutar mejor la vida, porque el presente es lo único real.

Quizás en la actualidad, nos sea un poco difícil poder vivir, siempre presentes, sobre todo porque hay mucha influencia; por parte de la televisión, de los juegos de internet, de los juegos play station, y otras cosas que han hecho de nuestra vida una oportunidad para comprar y vender, una oportunidad para inventarnos una necesidad, que siempre esta ligado con algún producto que supuestamente será la solución y nos hemos olvidado de disfrutar las cosas simples pero valiosas de la vida, nos hemos desligado de la naturaleza y ya no disfrutamos del caminar, del pasear, del ver las flores, de sentir el sol, la lluvia, y eso sólo lo puedes hacer estando plenamente consciente, en ese momento.

Las personas que  han logrado estar plenamente presentes, sin ponerles etiquetas a las cosas, han descubierto algo extraordinario, quizás indescriptible con palabras. Han sentido la energía de las cosas y se han identificado con ellas, como si todas esas cosas estuvieran de alguna manera ligadas a ellos. Son momentos en que pasas a ser parte de la conciencia de la naturaleza y te invade una dicha sublime, un amor incomparable, unida con una paz espiritual, mientras caminas y te abstraes de tus pensamientos para dar paso solo al sentir, ves las cosas de diferente manera, te quedas admirado de todo, porque todo te parece hermoso, todo es bello, incluso las mismas cosas que siempre has visto se transforman en un deleite.

Todo esto es parte de la nueva conciencia, que ya esta naciendo entre nosotros, todo esto es parte de la nueva forma de vivir. Tenemos que reordenar nuestras ideas y pensamientos, tenemos que quitarnos de los ojos el velo que nos impide ver lo verdaderamente importante en nuestra vida y que nos impide alcanzar nuestra felicidad.

Comprendiendo que todos somos parte de la misma esencia, y eliminando el Ego de nosotros, percibiremos que no hay razón, para la envidia, para hacer la guerra, ya no hay razón para sentirse superior, solo hay paz y amor hacia todo lo que eres y haces.

Quisiera ahora dejarles los 10 principios de la felicidad de la Maestra Kwan Yin:

  1. Nadie va a darme la felicidad, sólo yo puedo conseguirla.
  2. Yo soy un ser único en toda la tierra, nadie me comprende mejor que yo, y nadie sabe lo que yo necesito mejor que yo.
  3. Lo que recibo ahora es lo que sembré ayer, y lo que siembre ahora será lo que recibiré mañana.
  4. Ni el pasado ni el futuro pueden lastimarme, sólo el presente tiene valor en mi vida.
  5. Sólo yo decido lo que debo hacer en este momento.
  6. Sólo en el amor y en la paz interior puedo tomar las decisiones correctas.
  7. En mis decisiones tomaré siempre en cuenta el beneficio de los demás.
  8. Mi cara es el reflejo de mi estado interior.
  9. Soy un hombre al servicio de la humanidad.
  10. Yo tengo una misión en la vida: ser feliz y hacer felices a los demás.

Fundación DCluz – http://www.dcluz.galeon.com

Anuncios

3 comentarios en “APRENDIENDO A VIVIR

  1. Maria del Carmen dijo:

    Me parece hermoso lo que ha reflejado en la idea de aprender a vivir. Tengo 63 años y Gracias a Dios hace mucho tiempo que practico algunos de esos principios. Debería ser una enseñanza obligatoria en los institutos, a mí me lo enseñó la vida como dice Serrat “golpe a golpe” y a veces no es fácil comprender el mensaje.
    Siempre es más fácil asumir el papel de víctima que tratar de ver más allá de lo que ocurre.
    Gracias

    • dcluz7 dijo:

      Precisamente por eso, me empeñado en investigar y estudiar todas estas cosas, para que vivamos mejor y le demos un mejor sentido a nuestra vida.
      Saludos
      Ysai

  2. teresita581 dijo:

    Realmente muchas personas estamos despertando ,por diversas razones ,lo importante es que lo hacemos ,es verdad que cuando realmente entendemos lo grandiosos que somos ya nuestro ego no existe pues nos damos cuenta de que solo somos parte de un mundo lleno de cosas y seres maravillosos,y lo que sientes cuando entiendes esto realmente es indescriptible,un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s